Reducción de la pérdida y desperdicio de alimentos

El hambre sigue siendo uno de los desafíos más urgentes a pesar de que el mundo produce más que suficientes alimentos. La iniciativa Save Food, dirigida por la FAO, colabora con organismos internacionales, el sector privado y la sociedad civil para permitir que los sistemas alimentarios reduzcan la pérdida y el desperdicio de alimentos tanto en los países en desarrollo como en el mundo industrializado. Un tercio de los alimentos producidos para el consumo humano se pierde o se desperdicia, lo cual equivale a cerca de 1.300 millones de toneladas al año.

Los alimentos se pierden o se desperdician a lo largo de toda la cadena de suministro, desde la producción agrícola inicial hasta el consumo final en los hogares. La pérdida de alimentos también representa un desperdicio de los recursos e insumos utilizados en la producción, como la tierra, el agua y la energía. Esto incrementa inútilmente las emisiones de gases de efecto invernadero. Es algo que debe hacernos pensar en esta época de regalos inútiles y derroche de comida para celebrar a quien se preocupó más de los pobres y hambrientos que de celebraciones dispendiosas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                         Copyright © 2014, IGLESIA SINFRONTERAS                             
Calle 42 #13-50
Chapinero
Bogotá D. C., Colombia

director@combonianos.org.co