AMÉRICA:  El trabajo infantil afecta a 152 millones de víctimas

La nueva investigación realizada conjuntamente por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y por la Walk Free Fundation, en colaboración con la Organización Mundial para las Migraciones (OIM), ­revela el alcance real de la esclavitud moderna en el mundo
Los datos muestran que más de 40 millones de personas en el mundo son víctimas de la esclavitud moderna y que 152 millones de niños entre 5 y 17 años están en situación de trabajo infantil. La OIT presentó además un informe asociado que confirma que alrededor de 152 millones de niños son obligados al trabajo infantil y no se trata de algo elegido por ellos.
Las nuevas estimaciones muestran además que las mujeres y las niñas se ven afectadas de manera desproporcionada por la esclavitud moderna: son el 71 por ciento del total, casi 29 millones. Las mujeres representan el 99 por ciento de las víctimas del trabajo forzoso en la industria del comercio sexual y el 84 por ciento de los matrimonios forzosos. La investigación revela que entre las 40 millones de víctimas de la esclavitud moderna, alrededor de 25 millones han sido víctimas del trabajo forzoso, y 15 millones de matrimonios forzosos para los cuales no habían dado su consentimiento.
El trabajo infantil sigue concentrándose sobre todo en el sector de la agricultura (70,9 por ciento). Casi uno de cada cinco niños trabaja en el sector de los servicios (17,1 por ciento) mientras que 11,9 por ciento trabaja en la industria.
El 12 de septiembre, Mons. Ivan Jurkovič, Observador permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas, había declarado: “Es el momento de pasar de la ley a la acción” porque “las formas contemporáneas de esclavitud, servidumbre trata de personas y trabajo forzado, deben ser afrontadas desde la raíz”. “Las nuevas formas de esclavitud moderna deben ser abolidas como se hizo con la esclavitud del mundo antiguo: adoptando una nueva visión del ser humano y de su dignidad a través de la legislación, la instrucción y la conversión de las mentes”.
Mons. Ivan Jurkovič ha terminado su intervención afirmando que “todos debemos ser conscientes de estas situaciones dramáticas y trabajar para erradicar las nuevas y atroces formas de esclavitud humana. Cada vez es más evidente que hoy nos encontramos ante un fenómeno global que supera los límites de cualquier ciudad, comunidad o país”.

                         Copyright © 2014, IGLESIA SINFRONTERAS                             
Calle 42 #13-50
Chapinero
Bogotá D. C., Colombia

director@combonianos.org.co